Ir a la web
Noticias

Almacenes robotizados: la tecnología al servicio de la logística

20 mayo, 2020
almacenes-robotizados

almacenes-robotizados

El avance en la robótica, el auge del comercio electrónico o ecommerce y la inteligencia artificial son los motivos por los que cada vez más se apuesta por almacenes robotizados como herramienta imprescindible en el sector logístico. El primero llegó a España de la mano del gigante Amazon: una superficie equivalente a dos campos de fútbol con 350 robots trabajando para preparar los pedidos, que los mueven hacia los operarios de almacén. 

Una vez han terminado, las estanterías se desplazan para almacenarse o para otro operario, de forma que se gana un 50% de espacio para almacenamiento por cada metro cuadrado de superficie. Y es que, los almacenes robotizados están pensados como instalaciones muy compactas, que aprovechan al máximo el espacio disponible para cuantas más mercancías mejor.

A Amazon le siguieron grandes cadenas de supermercados, como Carrefour o Mercadona, que llama a sus almacenes destinados a la compra por Internet como “colmenas”. Se trata de 3 grandes ejemplos que muestran claramente la robotización como un elemento indispensable para el desarrollo y el futuro del sector logístico, gracias a la mejora que supone en cuanto a eficiencia y diferenciación con la competencia.

Es más, según un estudio de la firma ABI Research, los almacenes robotizados se multiplicarán por más de 12 en los próximos cinco años, lo que significa que las instalaciones logísticas que contarán con partes robotizadas ascenderán hasta más de 50.000. Según ese mismo estudio, en el año 2018 existían sólo unas 4.000. El futuro, por lo tanto, pasa por los almacenes robotizados, que sí dan respuesta a las necesidades y exigencias actuales del sector y del mercado. 

Factores clave la expansión de los almacenes robotizados

1. Comercio electrónico

El comercio electrónico o ecommerce tiene un papel clave en el desarrollo de los almacenes robotizados. En un mercado cada vez más  rápido, los consumidores demandan productos y pedidos que esperan que lleguen a sus casas con la mayor celeridad posible, ese mismo día o en las siguientes 24 horas. En este sentido, el uso de robots en este tipo de almacenes logísticos permite más velocidad y mayor capacidad, ya que el producto está más cerca del usuario y se gana en productividad.

2. Almacenes robotizados e inteligencia artificial

La inteligencia artificial, en ramas como el ‘deep learning’ o la visión artificial, lo que permite es ampliar las capacidades de la robótica que se utiliza en este tipo de almacenes. De esta forma, la IA es el impulso necesario para que los robots tengan cada vez mejores y mayores conocimientos, lo que implica una mayor efectividad y eficacia.

3. Robótica más desarrollada y económica

Siguiendo con el punto anterior, otro de los factores que impulsan los almacenes robotizados es la asequibilidad del tipo de robots que trabajan en estas plantas logísticas. Por lo tanto, la automatización de los procesos es más sencilla y se sitúa como una alternativa viable a las operaciones manuales. En este factor, los vehículos guiados o AGV o los robots autónomos móviles o AMR son los principales protagonistas.

4. Reducción de costes

El cuarto factor clave para el desarrollo de los almacenes robotizados tiene que ver y resume todos los anteriores: mayor eficacia, optimización de espacios y, por tanto, reducción de costes.

¿Qué características tienen los almacenes robotizados?

Obviamente, la principal característica de los almacenes robotizados es la disminución de la intervención humana directa en la manipulación del producto. Eso sí, esto no quiere decir que los empleos desaparezcan en este tipo de instalaciones, sino que se dirigen a reforzar otras áreas o a trabajar mano a mano con los robots. De hecho, Amazon calcula que contará con más de 2.000 empleados una vez abra sus dos centros logísticos en España y, en el caso de Mercadona, es el trabajador quien, en una especie de mula mecánica, llena las cestas online de los clientes.

Ahora bien, los almacenes robotizados cuentan con otra serie de requisitos:

  • Organización estricta. Los pasillos y las estanterías deben estar diseñadas de forma rigurosa, con el objetivo de agilizar el trabajo y que los robots sepan exactamente dónde deben ir en cada momento.
  • Cargas estandarizadas. Es necesario contar con características específicas de peso y de dimensiones.
  • Mantenimiento y prevención. Es vital contar con un plan de mantenimiento de los robots y de todo el almacén para minimizar el riesgo de averías que paralicen el trabajo. Del mismo modo, es importante contar con buenos sistemas de control de temperatura y evacuación de humos así como de prevención contra incendios.

Ventajas de los almacenes robotizados

Los principales beneficios de los almacenes robotizados son:

  • Cuentan con una gran capacidad de almacenaje.
  • Permiten ahorrar tiempos en el movimiento de las mercancías y llegar antes a su destino.
  • Se automatizan los procesos, lo que los hace más eficientes y eficaces.
  • Sistemas fiables y versátiles.

En definitiva, el futuro del sector logístico pasa por hacer los almacenes robotizados su gran aliado tecnológico.

You Might Also Like

Sin comentarios

Comentar