Sistemas de rociadores automáticos

Los rociadores automáticos contra incendios son la mejor opción para garantizar la seguridad de los bienes y de las personas en grandes edificios industriales y terciarios así como también almacenamientos logísticos.

 

Este tipo de establecimientos están cada vez más robotizados y son uno de los mayores retos para la protección contra incendios.

Edificios cada vez más grandes, racks más altos, más complejos, más automatizados, con mercancía mixta, incluso con almacenajes complejos de neumáticos, rollos de papel, líquidos combustibles, aerosoles, etc. Si a ello le sumamos las crecientes necesidades logísticas de la sociedad actual, obtenemos que estos edificios requieren una protección contra incendios con un enfoque lo más preciso y diferente posible.

 

La mejor solución son los sistemas rociadores automáticos, que garantizan que esas instalaciones queden lo mejor protegidas posible. Estos, también conocidos como sprinklers, están pensados para realizar simultáneamente dos tareas con la misma eficacia: la detección de un conato de incendio y su control para que pueda ser extinguido por otros medios. Los sistemas de rociadores están concebidos para proteger la gran totalidad de un edificio o nave industrial y son totalmente independientes, ya que no necesitan de ningún otro para activarse.

 

Los sprinklers contra incendios están formados, en su mayoría, por una red presurizada de agua y unas boquillas de descarga que cuando perciben la subida de la temperatura desprenden una parte de su cuerpo, lo que provoca una liberación de agua en la cantidad suficiente para mojar una determinada área. Salvo en muy contadas excepciones, los rociadores automáticos sirven para proteger casi todos los riesgos: tanto si la extinción puede hacerse solo con agua como si hay líquidos inflamables, en los que se utiliza espuma o si hay que refrigerar, que se usa agua pulverizada. Esta función de los rociadores contra incendios es perfecta para proteger estructuras con materiales deformables por el calor como la madera o el hierro de forma que se evita el impacto negativo en la estructura arquitectónica y se minimiza la necesidad de una reforma a posteriori.

 

En definitiva, los rociadores automáticos o sprinklers son uno de los sistemas de extinción de incendios más populares y más eficientes para salvar vidas.

  • LEER MÁS
    • LEER MENOS
    VENTAJAS

    Beneficios de los rociadores contra incendios

    • Eficacia comprobada y asegurada
    • Instalar sprinklers contra incendios es la mejor opción para mantener un negocio y a sus trabajadores protegidos. De hecho, el 98% de los incendios que se producen en lugares donde existe una instalación de rociadores automáticos se controlan sin riesgo y sin causar daños considerables.
    • Seguridad garantizada
    • Los rociadores contra incendios bien diseñados y bien instalados dotan a los almacenamientos de muchísima seguridad ya que se trata de sistemas que están siempre alerta y que no necesitan la intervención humana para ponerse en marcha. Es más, se considera que los sprinklers son una de las soluciones más eficaces para evitar la propagación de incendios y salvar vidas.
    • SECTORES
    • Estamos presentes donde nos necesiten
    • Estamos juntos en esto

      Es el momento de construir el futuro, y

      nosotros podemos ayudarte

    • Contáctanos