• Blog

Soluciones de iluminación natural para naves industriales

Soluciones de iluminación natural para naves industriales

En el momento de plantear la iluminación de naves industriales es fundamental prestar atención a varios factores. Entre ellos, y sin tener que llegar a realizar complejos estudios de iluminación, el sistema escogido, el nivel de eficiencia energética que pueden ofrecer los distintos sistemas actuales, y la definición del tipo de luz necesaria en cada espacio, serán claves a la hora de decidirnos por la mejor opción costo versus beneficio.

El alto coste de la electricidad, que ha disparado su precio en los últimos años en nuestro país, ha generado toda una vertiente de estudio basada en la eficiencia energética con el objetivo de optimizar la iluminación de naves industriales. ¿El objetivo? Garantizar al máximo el ahorro energético.

¿Por qué instalar soluciones de iluminación natural en naves industriales?

El ahorro energético no es la única razón por la que instalar un sistema eficiente de iluminación natural en una nave industrial. Y es que son varios los beneficios de contar con este tipo de iluminación en el día a día:

Entornos más productivos

Diversos estudios científicos e informes de marketing y ventas han confirmado que la iluminación natural mejora la productividad en los entornos de trabajo, disminuyendo la siniestralidad, así como la tasa de absentismo laboral.

Empleados más felices

También existen estudios que demuestran una reducción del nivel de estrés de los trabajadores: la iluminación natural en una nave industrial es un factor clave en el ritmo circadiano, y contar con ella mejora estos ritmos biológicos disminuyendo la fatiga y los niveles de estrés.

Habitabilidad de las estancias

Los espacios óptimamente iluminados con luz natural mejoran la visibilidad en las instalaciones, así como la habitabilidad del edificio, aportando un mayor confort a las personas que tienen que pasar varias horas en su interior. 

Del mismo modo, y aunque cuenta con menor relevancia en los sectores industriales, se ha demostrado que la apariencia de los productos puestos a la venta mejora con la iluminación natural, incrementando los beneficios comerciales de los negocios.

Calificación energética de las instalaciones

Aunque los Certificados de Eficiencia Energética no son siempre obligatorios en todas las naves industriales y se deben de tramitar solamente si están sujetos a la normativa vigente, lo cierto es que contar con una buena calificación energética en un entorno industrial es un valor añadido, una ventaja competitiva que como hemos visto, genera múltiples beneficios. 

¿Qué soluciones son adecuadas para la iluminación natural de naves industriales?

En los entornos industriales, es habitual instalar sistemas que aprovechen la luz solar para iluminar su interior. 

Existen soluciones más o menos avanzadas que pueden aprovechar al máximo los rayos de luz natural con un mínimo de transmisión térmica en este tipo de instalaciones, como:

Placas translúcidas y claraboyas

La instalación de claraboyas y placas translúcidas puede favorecer la transmisión lumínica, ofreciendo al mismo tiempo la suficiente resistencia frente a fenómenos atmosféricos adversos y a posibles golpes. Correctamente instalados y con sus correspondientes certificados de resistencia al impacto, rejas o dispositivos anticaídas, aseguran un completo hermetismo en la cubierta, por lo que, especialmente en invierno, se evitan fugas térmicas al exterior del edificio.

Además, determinadas opacidades y espesores de los materiales proporcionan una mejor difusión de la luz, por lo que ésta se distribuye de forma uniforme evitando cualquier molestia en la visión y sombras en el suelo.

Tubos solares o conductos de luz

Los conductos de luz se emplean habitualmente en espacios o zonas oscuras dónde la proyección de la luz a través de alguno de los elementos anteriormente mencionados, e instalados en las cubiertas, no llegan a iluminar éstas zonas, por ejemplo, salas o espacios interiores dentro de una nave.  Los conductos de iluminación tubulares junto a  los distintos elementos de conexión, nos facilitan una óptima reflexión interior desde la cubierta, zona de captación, hasta llegar a los puntos de interés iluminar.

Montados sobre un zócalo metálico, estos conductos están fabricados en cristal templado con cámara de aire, y existen modelos adaptados a diversos climas, incluso a los más extremos.

Exutorios

Los exutorios o aireadores son dispositivos muy versátiles. Empleados en proyectos PCI como sistemas de control de temperatura y evacuación de humos (SCTEH), permiten la apertura o cierre de sus compuertas o lamas durante un incendio facilitando la evacuación de los humos y las altas temperaturas generadas durante un fuego, permitiendo, asimismo, la apertura de una entrada directa y segura a la instalación por parte de los equipos de extinción.

Pero los exutorios cumplen también otras funciones que impulsan la eficiencia energética en los entornos industriales. 

Por un lado, éstos equipos favorecen la ventilación natural de los espacios, maximizando su refrigeración o calefacción natural, equilibrando la temperatura en interiores y eliminando malos olores, reduciendo la humedad y las cargas térmicas gracias al paso de aire limpio.

Por otro lado, los  aireadores aportan luz natural al interior del edificio.

Éstos están regidos por la norma UNE-EN 1873, por la que se especifican cómo deben de ser los accesorios y lucernarios prefabricados para cubiertas con el fin de aportar luz natural a los espacios interiores. 

La instalación de este tipo de sistemas responde a una práctica conocida como Daylighting, consistente en aprovechar al máximo la luz natural para iluminar el interior de los edificios.

El Daylighting se está convirtiendo en una práctica cada vez más común al suponer una reducción de hasta el 70% del consumo eléctrico en la iluminación de los espacios, pues son capaces de sustituir a la luz artificial durante más del 70% de las horas del día.

Para poder conseguir el máximo ahorro energético al instalar sistemas de iluminación natural, es muy importante que se instalen paralelamente células luminiscentes en el interior de la nave ya que de esta forma, conseguiremos bajar la intensidad o directamente tener otros sistemas de iluminación artificial totalmente apagados en las horas de mayor producción solar.

Los exutorios son por tanto, una solución inteligente que, además de formar parte del plan de protección contra incendios de la instalación industrial, fomenta la sostenibilidad y el ahorro energético.

Estudio de eficiencia energética aplicado a cada proyecto

La instalación de sistemas de iluminación natural en complejos industriales debe de estar sujeta al estudio, entre otros factores, de las horas de luz natural existentes en cada estancia a lo largo de la jornada y de cómo esta debe de afectar a los puestos de trabajo.

Para ello, en el momento de abordar un proyecto de ingeniería PCI que integre la ventilación y la iluminación natural del espacio, la instalación de un sistema SCTEH puede ser el momento también de abordar el diseño de iluminación natural . Cada proyecto es único, por lo que para abordarlos, es necesario estudiar las necesidades de cada negocio, y mediante cálculos específicos, señalar cuáles son las ubicaciones óptimas de los exutorios, sin que ello afecte a la funcionalidad y a la estética de las naves industriales.

Por ello, un estudio previo de las necesidades energéticas integrado en el plan de protección contra incendios ahorrará costes y proporcionará una solución profesional con garantías, también para la óptima iluminación de naves industriales.

Comparte

Deja una respuesta