• Blog

Sistemas IoT para la detección de incendios

IoT son las siglas de la expresión inglesa “Internet of Things” (lo que en español se traduciría como “Internet de las cosas”) y es una tecnología que ha llegado para quedarse.

De hecho, numerosas empresas nacionales han sabido adaptarse a la nueva realidad, convirtiendo a España en el quinto país de Europa en inversión en IoT por detrás de Alemania, Reino Unido, Francia e Italia (según EAE Business School).

Tal es su importancia que ya afecta a numerosos sectores como la salud, la moda, el transporte… y también la seguridad (incluida la de incendios).

¿En qué consiste IoT?

Con la expresión “Internet of Things” se hace referencia a un conjunto de dispositivos u objetos que están conectados a través de una red (sea una red privada o Internet) con el fin de recopilar, intercambiar y comunicar datos en tiempo real (con nula o mínima intervención humana).

Actualmente cualquier objeto es apto para usar la tecnología IoT, siempre que tenga la opción de conectarse a la red y la capacidad de monitorizar su propio funcionamiento, las tareas que realiza o el entorno donde se encuentra.

Y, por supuesto, esta tecnología es aplicable al mundo de la seguridad contra incendios, pudiendo crear una red conectada de sistemas SCTEH y PCI. Pero…

¿Qué soluciones específicas contra incendios pueden beneficiarse de IoT?

Es importante saber qué sistemas o servicios pueden disfrutar de esta tecnología para impulsar la prevención contra incendios en cualquier nave logística o industrial.

Gracias a la tecnología IoT, es posible contar con soluciones contra incendios completamente autónomas, programables y conectadas. Entre estos sistemas, podemos mencionar…

SCTEH:

Los sistemas de control de temperatura y evacuación de humos, también conocidos como SCTEH, son esenciales para controlar parámetros relacionados con el humo y la temperatura de cualquier instalación. Conectando estos sistemas con un dispositivo que tenga la tecnología IoT, los equipos responsables podrán tener un control de esos factores de forma continua, automatizada y centralizada desde una única plataforma (e incluso de forma remota).

Detectores y rociadores automáticos:

En el caso de que aparezca un incendio, los sistemas de detección podrán activarse de forma temprana, detectando el fuego antes de que se propague por la instalación. Y los rociadores también comenzarán a trabajar de forma automática para erradicar el foco del fuego.

Gracias a la tecnología IoT, los responsables del equipo que tengan un dispositivo adaptado podrán recibir una alerta en ese mismo instante (al igual que los bomberos). Y tener acceso a todo tipo de información sobre el incendio aunque no se encuentren físicamente en la instalación (desde el lugar concreto donde las llamas se encuentran, el origen del fuego, la efectividad de los rociadores o el estado de los bienes).

Sectorización contra incendios:

Las soluciones relacionadas con la sectorización contra incendios (como las barreras de humo y fuego) también podrán beneficiarse de esta tecnología IoT. Cuando comience un incendio, estas barreras se activarán y, gracias a esta tecnología, podrán informar a aquellos con un dispositivo conectado del lugar concreto en el que estas barreras se han activado, si su funcionamiento es correcto o si han surgido posibles interrupciones en el servicio por algún tipo de error.

Pero, aparte de ofrecer datos en tiempo real ante cualquier incendio, la tecnología IoT tiene mucho más potencial.

¿Qué otras funciones tiene la tecnología IoT?

Podemos, sobre todo, destacar otras 2 importantes funciones de esta tecnología a tener en cuenta (incluso cuando no haya un incendio activo).

Control remoto:

Este servicio permite conectar un dispositivo (un móvil, un ordenador u otro compatible) a nuestro sistema de protección contra incendios para ayudar a controlar parámetros ambientales de cualquier instalación o programar a distancia requerimientos y configuraciones especiales en un momento específico (influyendo en la climatización, en la ventilación, en la temperatura o en otras métricas esenciales).

Mantenimiento remoto:

Gracias a la tecnología IoT, se puede también configurar la posibilidad de hacer revisiones periódicas y monitoreos automáticos de los sistemas de prevención contra incendios para conocer su estado (antes incluso de que aparezca un fuego). Y en el momento que sea necesario alguna reparación, el IoT podrá conectarse remotamente con los técnicos para ofrecer toda la información antes de su visita (reduciéndose viajes innecesarios).

Con todo esto en mente…

 ¿Cuáles son las ventajas reales del IoT en la seguridad contra incendios?

Entre los puntos positivos de esta tecnología, podemos destacar principalmente 3.

Acceso a gran cantidad de datos

Los dispositivos conectados a la tecnología IoT pueden obtener una gran cantidad de datos sobre temperatura, humedad, calidad del aire o elementos tóxicos en el ambiente… y transmitir estos a una plataforma IoT capaz de recolectar, procesar y analizar dichos datos.

Esta información es muy relevante en cualquier instalación industrial o logística porque proporciona un gran conocimiento del entorno en el que se trabaja y nos ayuda a:

  • Conocer si alguna métrica esencial del entorno se está modificando, aumentando el riesgo de incendio.
  • Comparar datos en tiempo real y detectar patrones de comportamiento en ciertos momentos o lugares que se deban ajustar para prevenir riesgos (como, por ejemplo, recalentamientos de máquinas a ciertas horas del día o temperaturas más altas cuando los procesos de producción están activos).
  • O adelantarse a posibles fallos o deterioros importantes de dispositivos o sistemas, pudiendo actuar con anterioridad y evitar fallos en cualquier infraestructura (que provocar un incendio).

Ahorro de tiempo

El ahorro de tiempo es otra de las ventajas del “Internet de las cosas”, ya que esta tecnología ayuda a:

  • Mejorar la toma de decisiones: la monitorización continua y automatizada de datos permite al equipo el acceso en tiempo real a una gran cantidad de información, pudiendo tomar decisiones de forma mucho más rápida para la seguridad de la infraestructura donde se trabaja. Y no solo eso: podemos incluso reducir las decisiones humanas con la ayuda de la Inteligencia Artificial o el Machine Learning, creando sistemas inteligentes con cierta capacidad de elección y de auto-mejora.
  • Mejorar la respuesta ante catástrofes: la conectividad de los dispositivos permite cruzar datos entre sistemas y activar rápidamente alarmas o soluciones de extinción si se detecta algún incendio (reduciéndose el tiempo de respuesta, minimizando el riesgo de posibles catástrofes y daños, y evitando paradas no programadas).
  • Ahorrar en mantenimiento: es posible adelantarse a los fallos o posibles errores antes de que se produzcan, reduciéndose los problemas graves y el tiempo de mantenimiento.

Productividad y automatización

Otra de las grandes ventajas del IoT es la posibilidad de utilizar recursos de forma eficaz y óptima. El hecho de que muchos dispositivos contra incendios puedan trabajar y colaborar de forma automatizada permite que el equipo humano pueda reducir las tareas repetitivas y monótonas, centrarse en funciones más relevantes y aumentar su productividad.

Todo esto, demuestra sin duda la importancia de las nuevas tecnologías, y en especial del IoT, en la seguridad contra incendios. Es hora de adaptarse a los nuevos tiempos y abrazar los avances que la innovación y el desarrollo nos aportan.

Comparte

Deja una respuesta