• Blog

Instalaciones de protección contra incendios, el reto en el nuevo complejo logístico de AZA Logistics

Carlos Garrido

Business Development Manager

Fieles a nuestro trabajo y compromiso con la protección contra incendios, participamos de lleno en la puesta en marcha del nuevo complejo logístico AZA Logistics, ubicado en Sagunto (Valencia).

El establecimiento contará con una superficie de 26.000 metros cuadrados y capacidad para 50.000 pallets. Al tratarse de una plataforma destinada al sector farmacéutico, la temperatura de todo el conjunto estará controlada entre 15-20ºc, existiendo zonas de frío a temperatura inferior. Los sistemas de protección estarán adaptados a las condiciones de uso previstas, en especial los aireadores de humos (Cottés Eura Excellent), que cuentan con aislamiento térmico acorde a las necesidades del proyecto.

Así pues, el edificio estará dividido en tres grandes sectores de almacenamiento, con altura máxima de hasta 21 metros, en los cuales se dispone de diferentes configuraciones de estanterías y 3.000 metros cuadrados habilitados para manipulaciones especiales, retrabajos y reprocesos.

La protección contra incendios más adecuada

Dos de los sectores contarán con estanterías de tipo paletizado convencional, las cuales han sido dotadas de rociadores en niveles intermedios (cerca de 20.000 unidades) y protección superior a nivel de cubierta, siguiendo los requerimientos de la norma UNE EN 12845. El tercer sector, por su parte, albergará una cámara de almacenamiento a temperatura controlada con rociadores a nivel de cubierta e intermedios y un almacenamiento de tipo Miniload, que ha sido protegido empleando la regla de diseño FM Global 8-34, la más avanzada a nivel de almacenamientos automáticos. Casi 1.500 rociadores intermedios se han dispuesto en este almacén de pequeños contenedores, de elevada complejidad de protección.

La seguridad se complementará con un sistema de detección automática de incendios de alta sensibilidad basada en el principio de la cámara de niebla. Esta tecnología permite asegurar una rápida respuesta ante fuegos en su primera fase de desarrollo y, por tanto, reducir los tiempos de actuación ante un eventual incidente, mejorando los niveles de seguridad de los ocupantes, la tecnología instalada y los bienes almacenados.

La seguridad se complementará con un sistema de detección automática de incendios de alta sensibilidad basada en el principio de la cámara de niebla

Todo el complejo estará alimentado por un sistema de abastecimiento de agua contra incendios (bombas y depósito) acorde a las necesidades requeridas por los sistemas de protección tanto a nivel de capacidad y autonomía como a nivel de funcionalidad, siendo total la centralización de la información de su estado en todo momento.

Cabe mencionar que la Ingeniería del proyecto y la Dirección de la obra han sido desarrolladas respectivamente por Rodrigálvarez Ingenieros y SGS, liderando, sin duda, uno de los proyectos más significativos de la Comunidad Valenciana en los últimos años.

Comparte

Deja una respuesta